Reseña: Placer Oriental de Jina Bacarr

domingo, 23 de febrero de 2014



Encontró el placer en brazos de un samurái.
Primavera de 1873: Yo, Katie O’Roarke, llegué a Japón en la primavera de 1873 con mi virginidad intacta, mi corazón cargado de nostalgia y mi alma ansiosa por encontrar los placeres que me negaba mi marido, lord Carlton, un hombre frío y egoísta, poseído por una crueldad sin límites. El país oriental contrastaba en todos los aspectos con la tediosa vida que llevaba en Londres y me permitía olvidar mi horrible matrimonio. Pero cuando mi marido me atacó en un estado de embriaguez y locura, no pude seguir soportándolo y hui a las montañas. Allí encontré a Akira, un joven samurái que me llevó hasta Shintaro, el jefe del poderoso clan guerrero. Al principio recelaba de mi presencia, pero Shintaro empezó a visitarme a diario hasta que el sonido de sus pisadas bastaba para que se me desbocase el corazón. Me enseñó el camino del guerrero, el valor del honor, la lealtad y la dignidad, y también un mundo de infinitas posibilidades eróticas en el que yo iba a descubrir una fuerza insospechada. Juntos prenderíamos la pasión prohibida, traspasaríamos las barreras del placer y evocaríamos el peligro en su forma más sensual. Pero mi marido estaba empeñado en encontrarme y hacerme pagar por la humillación sufrida. Y yo no podía seguir ocultándome entre los naranjos del valle cuando una oscura amenaza se cernía sobre mi destino…



Bien, por la sinopsis prometía una buena historia, o eso me pareció a mi. Pero qué va, en realidad no pasa gran cosa. El libro está ambientado a partir del año 1873 y es desde el punto de vista de la protagonista, Katie O’Roarke.  Tiene mucha narración y pocos diálogos ya que es como una especie de diarío de la protagonista. Personalmente no me gustan los libros que tienen poco diálogo ya que entorpecen la fluidez de la lectura. 

Volviendo al libro, trata sobre una chica de 18 años que se ha visto obligada a casarse con un noble. Pensaba que su matrimonio iba a ser maravilloso, pero nada de eso ya que su marido se encarga de fastidiarle la noche de bodas. Tras lo que Katie descubrió en su noche de bodas le propone un trato a James, su marido. No tocarla, no acercarse a ella. Pero James quiere infringir esa regla y varias veces se le acerca intentando a forzarla pero al final Katie se sale siempre con la suya. Todo cambia cuando ella y James tienen que hacer un viaje a Japón por razones de negocios. 

A partir de ahí la historia empieza a enganchar más y a tener algo de acción e intriga.  Aparece el personaje que tanto hace alusión Katie a lo largo de medio libro y ya ahí la historia coge otro rumbo. 
Para saber como acaba la historia os animo a que la leáis.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar es gratis y estaría más que encantada de leer un comentario tuyo ^_^

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS